UNASUR y organizaciones sociales de América Latina exigen que se respete el debido proceso en Paraguay

La Unasur pidió que Lugo tenga todas las garantías para una legítima defensa

“La mayor preocupación de la Unasur es el ejercicio legítimo de la democracia”, afirmó el secretario general de la Unasur, Alí Rodríguez, y como principio rector “que haya una administración de justicia”, tras una reunión que mantuvieron anoche con el presidente Lugo, de la que participó Timerman.

Ministros y representantes de los 12 países miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el secretario general del organismo llegaron llegaron anoche a Asunción, Paraguay y de inmediato se reunieron con el presidente Fernando Lugo, sometido a juicio político por el Congreso. 

Tras la reunión el secretario general del bloque regional, Alí Rodríguez, en conferencia de prensa, informó que la Unasur solicitó al Congreso dar al presidente de la República, Fernando Lugo, todas las garantías para una legítima defensa a fin de afrontar el juicio político en su contra. La posición del bloque se fundamenta en salvaguardar la democracia Latinoamericana.

“La mayor preocupación de la Unasur es el ejercicio legítimo de la democracia, y que dentro de la misma, como principio rector haya una administración de justicia y condiciones, absolutamente indispensable”, afirmó el secretario general del bloque regional, Alí Rodríguez, en conferencia de prensa. Agregó que “el debido proceso comprende incluso el tiempo necesario pueda ejercer su legítima defensa”.

El secretario general de la Unasur expresó además su preocupación por la situación política que atraviesa el país, y ratificó que los problemas que atañen a la democracia de un país afectan a todo el bloque.

Aclaró que la Unasur respeta la soberanía paraguaya y que la intervención del bloque en el conflicto se debe a la intención de la Unasur de salvaguardar la democracia en Latinoamérica.

Abogó además reuniones con varios sectores políticos en el Congreso, a fin de encaminar una salida pacífica a la crisis entre el Poder Ejecutivo y Legislativo.

La delegación de la Unasur se integró por los cancilleres de la Argentina, Héctor Timerman; Chile, Alfredo Moreno; Colombia, María Angela Holguín; Ecuador, Ricardo Patiño; Perú, Rafael Roncagliolo; Uruguay, Luis Almagro, y Venezuela, Nicolás Maduro.

También la integran la ministra de Desarrollo Rural de Bolivia, Nemesia Achacollo, y el secretario general de la Unasur, el ex canciller venezolano Alí Rodríguez.

La Unasur había decidido ayer enviar de inmediato una misión de cancilleres a Asunción con el objeto de asegurar “el pleno respeto al orden democrático” de Paraguay, durante una reunión de emergencia de los presidentes presentes en Río de Janeiro, donde participaban de la cumbre ambientalista Río+20.

Fuente: prensa.argentina.ar

Llamamos a movilizarnos en toda Nuestra América en defensa del pueblo paraguayo
Desde la Articulación de Movimientos Sociales hacia el ALBA manifestamos nuestro más enérgico  rechazo al enjuiciamiento político contra el presidente paraguayo Fernando Lugo, lo cual representa un  acto de desestabilización del histórico proceso de transformación en el país, que puso fin a los 60 años de dictadura del Partido Colorado.

Sabemos que la masacre de Curuguaty, sucedida el pasado 18 de junio, donde fueron asesinados 11 campesinos, se planificó para darle el argumento político a la dictadura judicial y  parlamentaria, para que actuase e intentara revertir -como ha sido constante desde abril del 2008- el avance de los cambios populares y sociales en la hermana nación del Paraguay. El mismo Parlamento paraguayo, que ha obstaculizado diversos procesos de integración latinoamericana, ahora pretende reposicionar los privilegios de sectores de la oligarquía,  a partir de la alianza entre las empresas de comunicación y los partidos tradicionales y de derecha.

La situación que vive Paraguay en estas horas se entrelaza con recientes acontecimientos de remilitarización y violación de los derechos democráticos de los pueblos a lo largo del continente. Las campañas contra Bolivia; las operaciones contra la Revolución bolivariana y el fallido intento de derrocarla a la fuerza en 2002; el golpe contra Manuel Zelaya en Honduras en 2009, y la componenda contra la Revolución ciudadana en Ecuador en 2010, marcan en nuestros días la estrategia geoimperial para detener procesos de cambio político y social en Nuestra América.

La Articulación de Movimientos Sociales hacia el ALBA, que ratifica su solidaridad con el movimiento campesino paraguayo, denuncia rotundamente las acciones desestabilizadoras.  Pedimos a los gobiernos y a los mecanismos de integración en la región que actúen mancomunadamente para preservar el legítimo y democrático proceso popular en Paraguay.

Rechazamos los actos represivos y de criminalización contra los movimientos y organizaciones sociales que luchan por sus derechos y contra las políticas imperiales y neoliberales.

¡Movilicémonos en defensa de la democracia y la soberanía de Paraguay  y de Nuestra América!

Foto: Paraguay.com

La Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas (CSA), ante la grave situación de crisis institucional que vive la República del Paraguay

Al Pueblo y al gobierno legítimo del Paraguay

A la Opinión Pública Internacional

La Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas (CSA), ante la grave situación de crisis institucional que vive la República del Paraguay, manifiesta lo siguiente:

1.- Los acontecimientos de la última semana en Paraguay, que han culminado el día 21 de junio con el juicio político instaurado por el congreso de ese país contra el presidente de la República, Fernando Lugo Méndez, es la última de una serie de maniobras de los sectores oligárquicos tradicionales que han dominado la vida del país desde hace décadas y que pretenden por esta vía darle un zarpazo a la democracia que con tanto sacrificio ha sido ganada por el pueblo paraguayo.

2.- La utilización del lamentable suceso de violencia en la comunidad de Curuguati cómo pretexto para involucrar al presidente Lugo, así como funcionarios e instituciones de gobierno con ese y otros hechos, no es más que una pretensión de manipular con argumentos seudo legales y forzar la destitución del presidente.

3.- La situación de violencia e impunidad que se extiende en el campo paraguayo son originadas por la histórica concentración de tierras, explotación de los trabajadores/as del campo, falta de presencia del Estado y la expansión del agronegocio, que presiona para apropiarse de las mejores tierras del país, en complicidad con la clase política tradicional.

4.-Los partidos tradicionales, que controlan con abrumadora mayoría ambas cámaras del Congreso, recurren al juicio político ante su propio desprestigio y rechazo popular, evidenciado las últimas semanas por amplios sectores de la sociedad paraguaya, que rechazan sus prácticas corruptas.

5.- El plazo perentorio dado al presidente Lugo para que prepare su defensa, 24 horas, además de los graves vicios jurídicos y constitucionales, evidencia la arbitraria y antidemocrática actuación de los partidos que controlan el congreso.

6.- El juicio que se instaura contra el presidente de la República pondrá en riesgo la estabilidad del país y ya ocasiona un ambiente de confrontación que puede derivar en un escenario de violencia, que recuerda tristes episodios del pasado, donde las principales víctimas han sido los sectores populares, siendo la oligarquía la principal beneficiada.

7.- La CSA llama al sindicalismo internacional a expresar su inmediata solidaridad con el pueblo paraguayo e insta a la comunidad internacional a acompañar de cerca los acontecimientos en ese país. Saluda la rápida respuesta de la Unión de Naciones de Sur (UNASUR) y otros gobiernos de la región, que con su presencia en el país pueden ser una garantía para la recuperación de la estabilidad, evitar una confrontación violenta, respaldar al gobierno legítimamente electo y proteger los derechos humanos del pueblo paraguayo.

8.- Finalmente, desde la Cumbre de los Pueblos, reunida en Rió de Janeiro, nos sumamos a los llamamientos de las diversas expresiones de los movimientos sociales de la región a estar atentos a las acciones de solidaridad y de respaldo a la democracia y en apoyo al pueblo paraguayo.

Víctor Báez Mosqueira Rafael Freire Neto
Secretario General Secretario de Política Económica y Desarrollo Sustentable

Rio de Janeiro, 21 de junio de 2012


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s