LOS GOLPISTAS NO PUEDEN HABLAR DE SOBERANÍA

El golpe parlamentario del 22 de junio pasado instaló un gobierno entreguista y antipopular, servil al imperialismo. Los parlamentarios siempre intentaron bloquear la integración regional  al oponerse al ingreso de Venezuela al Mercosur y ahora llegaron al extremo de pedir que se instale una base militar de Estados Unidos. Así se entrega la soberanía nacional.

La reforma agraria ya no se la  menciona en el discurso oficial (aunque reaparecerá en sus discursos electorales). Federico Franco dijo que ahora se venderán las tierras a precio de mercado, algo que permitirá grandes negociados mientras se deja de lado las 9 millones de hectáreas de tierras mal habidas que deben ser recuperadas.

Los sojeros  y grandes propietarios solicitaron que se elimine la Ley de Frontera para que el Estado pierda definitivamente soberanía en las zonas ocupadas por  extranjeros, muchos de ellos en situación irregular. Y la nueva administración del Indert anunció que no se realizará la mensura de las extierras de Barthe. Con esto se buscará el olvido a una entrega histórica, a un negociado colosal, buscando beneficiar a Favero y otros personajes.

Luego de liberar las semillas transgénicas de Monsanto, el ministerio de Industria y Comercio acelera la negociación con la transnacional Rio Tinto para entregarle la energía disponible e instalarse en el país como una gran maquila, contaminando el medio ambiente y remesando riquezas al exterior. Y el nuevo ministro de Hacienda anunció que no se cobrará impuesto a la exportación de soja, sin embargo, se proyecta generalizar el IVA, un impuesto indirecto que afectará los precios de los productos básicos.

Este gobierno favorece a una minoría y está en contra de la mayoría, despide a los trabajadores que no aceptan el golpe de Estado y amenaza con procesos judiciales como ocurre con la exministra Esperanza Martínez.

Los grandes medios de comunicación mienten para favorecer a los golpistas que se reparten los cargos y hacen ofertas sobre los recursos del país, libremente.  Hoy se hacen campañas violentas en contra de la izquierda, en contra de dirigentes sociales y se alienta la persecución ideológica que pensamos había quedado atrás con el stronismo, pero que retornó luego del golpe de Estado al legítimo gobierno de Lugo; se nota un fanatismo anticomunista que no se veía hace mucho tiempo y cuyo objetivo claro es la represión y la intolerancia.

En este momento de retorno al pasado, todas las fuerzas democráticas y del campo popular, las organizaciones del campo socialista,  de derechos humanos, de los religiosos por una opción por el pueblo, las organizaciones de mujeres, jóvenes, de pueblos originarios, tienen el compromiso de participar en la resistencia para cobrar fuerza y volver a la democracia denunciando a estos usurpadores que torcieron la voluntad popular  para hacer negocios y vender la soberanía nacional.

Asunción, 24 de julio de 2012.-

ERNESTO BENÍTEZ                                                 RAMÓN MEDINA

Secretario General Adjunto                                                     Secretario General

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s