Golpe en Brasil. UN ATROPELLO Y UN RETROCESO DEMOCRATICO

 

El golpe de Estado en contra del gobierno de Dilma Rousseff forma parte de una escalada de la política imperialista junto a sus aliados locales, los grandes grupos económicos, los partidos de la derecha y los medios de comunicación.

Las conquistas democráticas que hoy están en peligro fueron ganadas por el pueblo en heroicas jornadas de lucha, no fue un regalo de ninguna élite ni de ningún  poderoso,  al igual que las políticas económicas que buscan aliviar la exclusión y el empobrecimiento de grandes masas de la población.

Es por ello que cada vez que surgen gobiernos que muestran una posición más favorable hacia los sectores marginados o se opone a las políticas del imperialismo, comienzan los procesos de desestabilización y los ataques.

Así ocurrió con el gobierno de Fernando Lugo  y ahora con Dilma Rousseff en Brasil, electos con el voto popular, eliminados con el voto de los políticos corruptos, vendidos a los poderosos que buscan mantener su poder y sus privilegios.

Los gobiernos progresistas surgieron ante la aplicación de las políticas neoliberales, de privatización del patrimonio público y de las riquezas nacionales, de plena garantía a las transnacionales para operar sin ningún tipo de control.

 A pesar de la magnitud de lo que representa lo ocurrido en Brasil con la separación de la presidente  Rousseff,   no todo puede explicarse por el boicot y la desestabilización, también pone en evidencia las consecuencias de la alianza con sectores de la clase dominante, junto a la aplicación de planes de ajuste ante la  recesión económica y la falta de solución al problema de la corrupción en el aparato de Estado.

El Partido Convergencia Popular Socialista (PCPS) sostiene que ante el ataque de las fuerzas de la derecha se debe profundizar el programa democrático, consolidar un frente que aglutine a las fuerzas populares, democráticas y socialistas que realice las transformaciones necesarias para avanzar y evitar estos retrocesos que favorecen a los sectores más conservadores y oligárquicos de la sociedad.

¡Solidaridad con el pueblo brasileño ante este atropello y este retroceso democrático!

Asunción 13 de mayo 2016

Ernesto Benítez
Secretario General

Gustavo Torres Grossling
Secretario General Adjunto

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s